Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

23 de septiembre de 2021

Isabel, la mujer que defiende el río

 Isabel, la mujer que defiende el río por el que su esposo fue encarcelado


Tras la captura y condena del líder comunitario Bernardo Caal, fue su familia, integrada por mujeres, la que asumió mayores responsabilidades en el movimiento social que lucha contra una hidroeléctrica que desvió el río que abastece de agua a su comunidad en Guatemala.

Jody García / Climate Tracker*

Era septiembre de 2017. La familia conformada por Isabel Matzir y Bernardo Caal, y sus dos hijas viajaron 131 kilómetros desde Santa María Cahabón, en el departamento de Alta Verapaz ubicado al norte de Guatemala, hasta la Plaza Central de la capital del país.

Ese día miles de personas se reunieron para protestar y exigir la renuncia del entonces binomio presidencial Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, quienes semanas antes fueron vinculados a grandes casos de corrupción en su gobierno.

La familia Caal, indígenas Q’eqchi’, llegó a la capital del país para celebrar el noveno cumpleaños de su hija más pequeña y también para participar en las manifestaciones ciudadanas.

“Teníamos claro que después de comer íbamos a ir a gritar a la plaza”, recordó Isabel Matzir.

Ese fue uno de los momentos más importantes de la familia Caal, pero especialmente para Isabel, quien tres años después asumiría junto a sus hijas, mayores responsabilidades en el trabajo de defensa del Río Cahabón que por años dirigió su esposo, Bernardo Caal.



Con 196 kilómetros de largo, el Río Cahabón es uno de los más grandes de Guatemala, además atraviesa el departamento de Alta Verapaz, donde es la principal fuente de agua de las comunidades que lo rodean. En 2013 el Ministerio de Energía y Minas de Guatemala otorgó a la empresa Oxec una licencia para la construcción de una hidroeléctrica que utilizaría el caudal del río. Oxec es parte de Grupo Cobra, consorcio presidido por Florentino Pérez, también presidente del equipo de fútbol español Real Madrid.

Once comunidades directamente impactadas por el proyecto se organizaron para oponerse, defender el recurso hídrico y exigir que se respetara su derecho a ser consultados previa, informada y libremente, como lo establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Bernardo Caal era uno de los rostros más públicos de este movimiento.

En enero de 2018, el líder indígena fue capturado y señalado de cuatro delitos, entre ellos  la supuesta retención ilegal de trabajadores de la hidroeléctrica. Lo denunció Netzone, S.A., empresa subcontratada por Oxec.

Diez meses después, en noviembre de 2018, Caal fue condenado a pasar ocho años en la cárcel, de los cuáles ha pasado 3 años y 10 meses.

Su caso fue revisado por la organización de defensa de derechos humanos, Amnistía Internacional (AI), que concluyó que el Ministerio Público (MP) utilizó testimonios contradictorios para acusarlo, y que no analizó el contexto del conflicto entre la comunidad y la hidroeléctrica, ni el trabajo de defensa que realizaba el líder comunitario. Además, lo declaró un preso de conciencia y pidió a la Fiscal General de Guatemala, Consuelo Porras, que revisara el expediente y abriera una investigación en contra de los fiscales que estuvieron involucrados en el proceso.

Más de tres años después, Caal sigue en la cárcel, el equipo de profesionales que lo defiende presentó acciones legales contra la sentencia, y ahora es Isabel y sus hijas las que acompañan activamente la defensa del Río Cahabón y al mismo tiempo exigen que su esposo y padre sea liberado.

El permiso para operar

El 7 de agosto de 2013 el Ministerio de Energía y Minas (MEM) de Guatemala publicó un acuerdo ministerial donde otorgó la autorización definitiva a Oxec para utilizar el caudal del río Cahabón por un periodo de 50 años. El permiso fue firmado por Erick Archila, entonces ministro, quien ahora se encuentra prófugo de la justicia por supuesto lavado de dinero mientras estuvo en el cargo.

La hidroeléctrica Oxec tiene dos plantas generadoras que impactan en once comunidades de Cahabón, Alta Verapaz, y según el MEM, cada una tiene capacidad instalada de generar cada año 104 mil kilovatios por hora. Según el expediente del permiso, al cual tuvo acceso Climate Tracker, Oxec invirtió en la primera parte del proyecto 63 millones 414 mil dólares y se construyó en 36 meses.


Tomado de La Cuerda