Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo arreglo de Ana Isabel Pérez y Martín Valmased

30 de septiembre de 2021

Reflexión


 

Aguas agitadas


El Papa Francisco ha vuelto a remover las aguas. Repite, una y otra vez, expresiones que remiten al Evangelio y al Concilio: alegría, iglesia en salida, abierta, en diálogo, servidora, hospital de campaña, samaritana donde los pobres y los que sufren sean su preocupación preferente, con pastores que huelen a oveja, profética frente al sistema económico que mata… y sinodal. Sus palabras y sus gestos vuelven a despertar esperanza en muchos creyentes.

La convocatoria del Sínodo de los Obispos, sobre la “sinodalidad” de la Iglesia, bien puede ser otra nueva oportunidad para ponerse en pie y lanzarse a las profundidades del agua que nos sana a todos (agua que no es otra que el mismo Jesucristo, Juan 4, 14). Francisco ha introducido cambios importantes, su Proyecto Eclesial (Evangelii gaudium) parece decidido y firme. Alegra imaginar que estamos ante el principio del fin de un largo “invierno” y a las puertas de una nueva “primavera”.

Tomado de José María Marín Sevilla,

Religión  Digital