Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo

Cena Ecológica, parte de la pintura de Maximino Cerezo
.

10 de septiembre de 2021

Los otros Salmos

 

Mucho le cuesta al Señor la muerte de sus fieles (salmo 115)

 Rafael Prieto 

 

Mucho le cuesta al Señor

la muerte de sus hijos.

¿Por qué tendrán que morir?

Pobres hijos,¿ cuantos son los que mueren ?

Los que mueren en el Calvario interminable

de países torturados por la guerra y el hambre;

los que mueren en el Getsemaní inmenso

de los hospitales y las cárceles,

de la droga y la soledad…

nuestros hermanos.

¿Nos duelen tanto como un Dios?



Pero a Dios no se le muere nadie.

Él los recoge a todos,

son sus hijos, uno a uno;

nadie los arrebata de su mano.

Y nosotros recojamos la sangre,

la de Cristo y la de los hermanos,

en un inmenso cáliz.

Cáliz de bendición,

para acabar con todas las maldiciones

que sufrimos,

para unirnos a las víctimas y a los mártires,

y hacer un sacramento de solidaridad

y de esperanza.

 







A Dios no se le muere nadie

desde que Cristo muriera

y levantara la copa de su sangre.

 

Los otros salmos